Menú
Nos ubicamos en Gensokyo, también llamada Tierra de las ilusiones o de la fantasía. Siglos de batallas hicieron que fuera separado del Mundo Exterior a travez de la Barrera Hakurei. Esta tierra está conformado en su mayoría por Youkais, sin embargo, hay una vasta población de seres humanos que se han sabido adaptar, la mayoría aprendiendo magia o bien procurando alejarse de los demás seres mágicos. A su vez, mantiene un estrecho contacto con otros mundos, tales como el makai, la capital de la luna, entre otros. El único contacto que quedo entre Gensokyo y el Mundo Exterior es el Templo Hakurei. Son pocos los seres capaces de cruzar la barrera, pero algunos visitantes no son tan pacificos como el resto, y una vez que se instalan en Gensokyo los problemas se presentan, los extranjeros no siempre están acostumbrados a tratar con las leyes de de esta tierra. Para más información, consulta el apartado de Ambientación en General.
Estación
Últimos temas
» Ausencia por 2 semanas
Miér Feb 22, 2017 8:29 pm por Loki Kurohyou

» Torneo de puntajes
Sáb Ene 07, 2017 9:44 pm por Loki Kurohyou

» Naruto Storm (Afilacion)
Dom Oct 23, 2016 8:41 am por Invitado

» un lugar que no pensaba visitar (privado)
Vie Oct 21, 2016 2:24 pm por Youmu Konpaku

» Reglas Generales {Actualizadas}
Lun Ago 08, 2016 11:12 pm por Sekibanki

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Confirmación Normal]
Sáb Jul 09, 2016 11:58 am por Invitado

» El abismo que es este rol
Dom Jun 19, 2016 5:06 pm por Teru Akise

» Cierre/Abandono de Post
Vie Jun 10, 2016 10:26 am por Teru Akise

» Sombras en la noche
Lun Jun 06, 2016 1:17 pm por Youmu Konpaku

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 26 el Sáb Feb 11, 2012 5:14 pm.
Facebook

Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. La tabla del expediente y los códigos We can’t back now fueron hechos por Neeve de Captain Knows Best. Se agradece igualmente a Savage Themes por el restro de recursos empleados en el foro, nada de dicho contenido nos pertenece. A su vez, las imágenes empleadas para los gráficos de este foro fueron extraidas de Zerochan. Touhou Project no nos pertenece, sino a su respectivo creador.
Share Up To 110 % - 10% Affiliate Program

PaidVerts

Irrumpiendo en la paz de la aldea

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Irrumpiendo en la paz de la aldea

Mensaje por Matyelmalo el Dom Sep 06, 2015 8:34 am
Como cualquier otra mañana en la que el sol se asomaba, el día estaba templado y perfecto. Un armonioso amanecer lleno de paz y tranquilidad, en el que las aves cantan, la suave brisa recorre el cuerpo de uno anunciando que será un día calmado, y los labradores se pasean por los pastizales revoloteándose de alegría jugando. Pero cuanta placidez… odio esa calma y despreocupación. Me dan asco!
Al verme envuelto en ese escenario presentía que faltaba algo, y pues bien claro está que un villano como yo necesita de acción y emoción para poder comenzar el día como es debido. ¿Acaso iba a permitir que unas bestias peludas incapaces de razonar siguieran ignorando el hecho de que estaba allí y que disfrutaran de un apacible momento? Corrí en dirección al que se veía mayor y de un fuerte zapatazo, mandé a volar aquél cuadrúpedo. NO! Grité con una expresión llena de malicia y autoridad. No me gustaba dejar que otros disfrutaran mientras yo me encontrase presente, el deber de un chico malo es golpear, destruir cosas, y hacer sentir mal a otros sin necesidad de una razón en particular. Había cumplido con mi primer acción del día, y lamentablemente aquellos animales no vinieron a vengar al recién apaleado, simplemente huyeron. Pues claro, unos seres irracionales no son capaces de pensar por qué hice aquello ni menos saben cómo defenderse, solo actúan por instinto.

Me detuve para inspeccionar nuevamente el sitio en el que me encontraba, había estado vagando por días desde el momento en el que llegué a estas tierras, y aún desconocía muchas cosas. Sin embargo el hecho de que me encontrase con animales como perros significaba una cosa, que la civilización estaba cerca ¿Por qué? Pues ya mis estudios me habían enseñado que los perros son atraídos por las feromonas que segregamos los humanos y tienden a estar presentes cerca de ellos. Así que en conclusión, o me encontraba cerca de una feria, o una granja, o la ciudad. Ya era tiempo de entablar una conversación con alguien. ¿Cómo será la gente de por aquí? Mi cabeza estaba llena de preguntas que mejor me las guardaba hasta el momento de conocerlos.
Aún no divisaba algo, así que me trepé por uno de los robles solo para conseguir altura, y ya una vez en lo alto analizar nuevamente la zona. Para mi suerte estaba muy cerca, y tras unos minutos de viaje, llegué al fin a los que parecía ser una aldea.
No es muy grande que digamos… susurré algo decepcionado. No parecía haber mucha tecnología, y poca gente circulaba por los senderos. Será sencillo generar disturbios aquí, y con suerte, podré encontrarme con alguien valiente que ose enfrentarme. Tenía que probar además de todo que tanto había perdido mis fuerzas y que tan poderosos son los habitantes de esta región. Con una sonrisa pícara y engañosa, alcé mi brazo para alcanzar la espada enfundada sobre mi espalda, pero antes de ello… escuché lo que parecía ser una muchedumbre enojada. Al parecer alguien se me había adelantado y ya había generado disputas. ¿Qué sucede? No lo sabía, pero algo me decía que el problema se estaba acercando, pues oía los pasos acercarse hacia mí, sea lo que sea o quien sea, se iba a pasar por donde me encontraba…



Spoiler:
Cambié mi firma.. porque por alguna razón mi cuenta de imageshack funciona re mal..
avatar
Matyelmalo

Mensajes :
34

Edad :
24

Ubicación :
Si tu no lo sabes yo menos


Ningen
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irrumpiendo en la paz de la aldea

Mensaje por Kurou Shinsetsuna el Mar Sep 08, 2015 9:37 am
Aquella mañana Kurou había detenido al fin su batalla interna que le mantenía entre el mundo de los sueños y los trozos de tela que usaba como cama en el viejo tronco de árbol en el que vivía. Aquel enfrentamiento que había durado un total de dos días y medio llegó a su fin de una vez justo cuando amanecía. Amaba alargar aquellas siestas hasta que ya no podía más. Se tomó su tiempo en abrir los ojos, levantarse, bostezar, estirarse y lavarse la cara con el agua de cualquier riachuelo. Un día como otro cualquiera no era merecedor de prisas.

Después de tanto tiempo durmiendo buscaba algo nuevo que hacer, por lo que se puso en marcha para encontrar algo interesante antes de regresar a un nuevo letargo. Cualquier persona o youkai tratando de armar escándalo era siempre bien recibida siempre y cuando prometa un buen escándalo que pudiera presenciar. Jamás había explorado mucho el lugar, pero la aldea humana solía ser un buen centro para empezar cualquier búsqueda.

Fue dando un paseo hasta llegar a uno de los tejados de la zona del sur. Comenzó a recorrerlos y a saltarlos sin demasiado entusiasmo mientras oía las conversaciones de los habitantes. "Mi hija no ha aparecido esta mañana y mi marido ha idos a buscarla, me preocupa saber dónde puede estar". "Los tenderos no hacen más que enfadarse con nosotros. ¿No comprenden que no podemos cosechar más rápido?". "Pensé en comprarle un adorno del pelo con un melocotón, aunque esos cachivaches del kourindou me hacen dudar".... Todo irrelevante al parecer.

Iba a ponerse en marcha a otra parte cuando lo vio. Ese puesto ambulante repleto de dulces no tenía ningún ejemplar que hubiera visto antes. Debía poseerlas. Saltó desde el tejado al puesto y del puesto al suelo. Casi lo logra derribar, pero solo le importaban los caramelos. Tomó una bolsa de gomitas de fresa y otra que eran unas bolas de colores hasta que el tendero pudo llegar a verle. La conversación fue tal y como el jiang-shi esperaba.

-Vaya, chaval. ¿Puedes con todo eso? Serán 200
-No tengo dinero
-¿Entonces con qué piensas pagar?
-No pienso pagar

Y un minuto después ya estaba en una persecución a la que se habían unido algunos otros aldeanos a los que Kurou ya había fastidiado de alguna forma.La velocidad no era uno de sus fuertes, por lo que lo mejor que podría hacer sería esperar a que se cansaran. ¿Acaso nunca se iban a dar cuenta de que nunca paga nada? Le agotaba lo insistentes que podían llegar a ser, como si no tuvieran nada mejor que hacer.

Kurou seguía corriendo hasta que cerca de una de las salidas pudo ver a alguien. Tenía una espada a sus espaldas y dirigía su mano hacia ella para blandirla. Su instinto de supervivencia le hizo saber que podría ser un peligro, por lo que trató de matar dos pájaros de un tiro haciendo uso de su ingenio. Tras avanzar sin detenerse hasta el tipo de pelo castaño, saltó sobre él y haciendo uso de ambos pies lo impulsó contra los otros tipos. Aquello debería darle tiempo.
avatar
Kurou Shinsetsuna

Mensajes :
11

Ubicación :
Por ahí


Jiang-Shi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irrumpiendo en la paz de la aldea

Mensaje por Matyelmalo el Sáb Sep 12, 2015 8:31 am
Los ojos parecían no estarme respondiendo bien, escuchaba pero no veía bien que era lo que se me acercaba. Tuve que usar la otra mano disponible para fregarme los ojos a ver que era todo ese bullicio. Era un alguien escapando de otros alguienes a lo que parecía ser, por lo que ello solo significaba una cosa, un buscapleitos.  Si alguien más causa estragos y es el centro de atención entonces no voy a poder lucirme, alguien tiene que quitarle el protagonismo para que el público empiece a preocuparse por el verdadero peligro… o sea yo.
Además, aquél niñato parecía joven y flacucho, estaba bien pálido, o tal vez le habían tirado talco intentando atraparlo, siempre los panaderos lanzan lo primero que tienen encima desesperados a los delincuentes juveniles. Pero bueno, no puedo sacar conclusiones sin antes saber que ocurrió realmente, a pesar que lo único que se me venía a la mente es que ese chico hubiese robado algo.

Mocoso impertinente... No quería que siguieran todos clavados con la mirada en él, ese presumido hasta pegó un gran salto para impresionar ¿Quién se cree que es? Un villano de verdad enfrenta a sus enemigos cara a cara y destruye cosas. Ese niñato no tenía una pizca de honor.
A pesar de intentar levantar la vista el sol me complicaba las cosas, el simple hecho de que... “PLAFF”
Esa no me la vi venir, ese diablillo no salto por arriba de mí, sino sobre mí, interrumpiendo lo que estaba pensando. Sus mugrientos pies se posaron sobre mi cabeza y fui impulsado hacia delante, maldito pendejo, no tiene ni idea de con quien se acababa de meter. Al intentar pisar me encontré con otro problema, una baldosa floja. Instantáneamente caí al suelo de un modo muy lamentable, sin mencionar que acto seguido la muchedumbre pasó por arriba de mí pisoteándome como si fuese una alfombra.
Esto es imperdonable… me decía a mí mismo en el suelo, haciendo fuerza para levantarme una vez pasado aquella estampida. La gente de este pueblo y ese niño… ese niñato! Me las van a pagar!

De mí no se va a librar tan fácil. Aunque tuviese la cara tapada por un papelito, ya lo tenía fichado y no importa donde lo vea, sé que voy a reconocerlo cuando lo vea. Ya una vez en pie decidí darle caza, me dí la vuelta y corrí con toda la furia hacia donde creí que había ido. Sin embargo y al parecer, la respuesta fue no. Ya que hacia donde me dirigí no encontré ni a la muchedumbre, ni al muchacho. Estaba en un callejón sin salida.
Te maldigo niñato! Me encargaré de hacer tu vida un infierno! Grité desesperado sabiendo que para poder alcanzarlo primero iba a necesitar orientarme en este pueblo.



Spoiler:
Cambié mi firma.. porque por alguna razón mi cuenta de imageshack funciona re mal..
avatar
Matyelmalo

Mensajes :
34

Edad :
24

Ubicación :
Si tu no lo sabes yo menos


Ningen
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irrumpiendo en la paz de la aldea

Mensaje por Kurou Shinsetsuna el Jue Oct 08, 2015 12:40 pm
Fue un éxito. Dejó atrás al tipo desaliñado en poco tiempo aunque detener a la muchedumbre ya habría sido pedir demasiado. Aunque no era demasiado largo, Kurou ya tenía cierto historial de hurtos por la aldea.

Las plantas de sus pies cada vez chocaban de forma más pesada contra el suelo. Su velocidad seguía disminuyendo cada vez más hasta que uno de los hombres que perseguían al chico avanzó repentínamente entre el montón con su diestra al frente a punto de tomarle por el pescuezo. Tan pronto como se dio cuenta, giró sobre sí mismo y le lanzó una de aquellas bolsas directamente a la cara, aturdiéndolo el tiempo suficiente para poder dar un gran salto hasta uno de los tejados situados a su izquierda justo después. En cuanto clavó su peso sobre la vivienda de madera sus rodillas hicieron un crujido cuanto menos desagradable.

Aun con la respiración algo agitada, contempló la bolsa de golosinas que pudo conservar. Para su disgusto aquellas que había tirado eran las de fresa. Poco a poco se iba irritando por haber perdido su tesoro de una forma tan estúpida frente a un puñado de humanos. Sería más sencillo haberles atacado de cualquier forma, pero bien sabía que atacar a los habitantes de la aldea siempre traía consecuencias mayores que implicaban a personas a veces más fuertes que él. Decidió no rendirse. Volvería y arrasaría con todo aquello como venganza.

Antes de que hubieran podido tirarle una piedra, Kurou ya había saltado tres edificios más allá dispuesto a confundirles. Descendió de un brinco en un callejón sin salida algo más oscuro, cercano a una tienda que picaba hielo y les daba sabor y color que marcó como siguiente objetivo.

Suspiró y levantó la mirada dando el primer paso hacia la salida del callejón para ver al tipo que previamente había pisoteado para despistar al resto. Sin moverse, lo contempló por unos segundos antes de decidir cambiar el rumbo y trepar de nuevo hasta un tejado.
avatar
Kurou Shinsetsuna

Mensajes :
11

Ubicación :
Por ahí


Jiang-Shi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irrumpiendo en la paz de la aldea

Mensaje por Matyelmalo el Lun Oct 12, 2015 7:37 am
¿Cómo se supone que uno pueda orientarse en un sitio desconocido? Pues sencillamente con un mapa, cosa que no tengo y no sé dónde conseguir alguno. Otra forma es haciendo la vista gorda y hacer una perspectiva desde lo alto, cosa que para ello necesito un buen punto de apoyo, aunque a decir verdad desde que entré no vi ni edificios altos, ni alguna torre de control como para ganar altura. Solo quedaba por subirme a alguna de las casuchas y ver qué tan grande es la ciudad.

Esto me llevo a pensar que tanto se habían degradado mis poderes, ya que mucho perdí al llegar a estas tierras y aún mucho me falta, además que están estas cartas mágicas patéticamente autodiseñadas, si bien pude notar que los habitantes de estos lares activan sus técnicas a través de las cartas, yo también debía de diseñar un sistema de batalla similar. Pero tengo mucho tiempo para investigar y hacer mis ensayos, lo primero es lo primero, la altura. Sentía que me faltaba equilibrio a los primeras horas de haber pisado esta tierra, a pesar de que la atmósfera no fuese diferente yo podía notar algo distinto. Hasta ahora no tenía problemas con respirar ni caminar, pero… ¿Qué hay de mis alas? No alcanzaba a verlas bien así que no pude checar su estado, este es un buen momento para probarlas.

Hice un poco de esfuerzo con la espalda, pero a duras penas algo se movían. Si poco se mueven dudo que pueda mantenerme en aire por mucho tiempo. Y de hecho así fue, di un salto en intenté moverlas, pero no duré ni 3 segundos.
Podría hacer un poco de impulso y dar un salto de esos bien largos para hacer mi reconocimiento, pero si no pudo volar o aunque sea flotar entonces la caída puede ser dolorosa. Así que para hacer ls cosas muy sencillas, lo que puedo hacer es empezar a destruir cosas y golpear gente al azar hasta que alguno suelte algún mapa. De paso también puedo tomar el dinero que dejen.
Es hora de hacer maldades. Me dije con una mirada sombría y perversa, pues ya se me habían prendido los focos del como y que hacer en este pueblucho. Salí de ese callejón y miré a ambas partes. ¿No hay nadie por aquí?  Pues claro que no, si casi todos se fueron en busca del muchacho ese. Caminé algunas “cuadras” por asi decirlo hasta encontrarme con una bifurcación. Tomé el camino más a la izquierda, pero de ahí el camino se separaba en cuatro. Si sigo para la derecha voy a terminar tarde o temprano dándole la vuelta, así que seguí recto. En eso escuché alguien hablar que no estaba muy lejos, aunque provenía de otra dirección. Algo me decía que escuchaba mal y que si seguía a donde me guiaban mis oídos acabaría de vuelta en otro callejón sin salida. Así que doblé en otro sitio… para llegar a un estrecho sin nada.
¿Cómo puede estar pasando esto? Este pueblo es un asco. Sin muchos ánimos me giré en un pie, aunque para mi suerte me encontré con una persona. Ahora sí que voy a armar un buen jaleo… murmuré hasta que pude ver bien a ese que estaba allí. Era el mocoso de hace no muy largo rato. La venganza vino servida en bandeja de plata, y con las que me sentía podía decir que iba a saber el doble de delicioso.

Oye… mocoso impertinente… ¿Tienes una maldita idea de quién soy? El tono de mi voz era amenazante, como cualquier malote de película habla antes de matar algún iluso. Y este frente a mí se atrevió a tratarme como a un zoquete humillándome de tal forma. ¿Acaso tiene intenciones de pasar las cosas así como si nada? A quisiera… ¿Por qué no hacer otra prueba y ver si esto de las cartas funciona? Saqué la primera que tenía en mi bolsillo derecho y con solo ver su portada supe cuál era ¿Funcionará como deseo?
Fire sign: Solar bomb! Tras haber dicho el nombre de mi carta mi cuerpo empezó a calentarse. Estaba en lo cierto y eso me alegraba, la carta de la bomba solar había funcionado. Solamente salté hacia delante a donde estaba ese muchachito. Aún si llegaba a esquivarlo detrás suyo ya divisé un objeto, por lo que aún si llega a evadir mi ataque, al impactarme con ese obstáculo generaré una explosión, y eso lo va a golpear. Pobre mequetrefe, no tiene idea… de que se encontró a un supervillano de los de verdad.



Spoiler:
Cambié mi firma.. porque por alguna razón mi cuenta de imageshack funciona re mal..
avatar
Matyelmalo

Mensajes :
34

Edad :
24

Ubicación :
Si tu no lo sabes yo menos


Ningen
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irrumpiendo en la paz de la aldea

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.